La casa, totalmente de piedra y con grandes muros, ha sido rehabilitada recientemente manteniendo en lo posible sus materiales  antiguos, pero incorporando todas las comodidades modernas. Es una casa muy acogedora, ideal para pasar unos días de descanso y como centro para desarrollar un sinfín de actividades en esta bonita comarca.